De puerta en puerta por la voluntad.

Despertar, dormir, dormir, despertar. Es quizás como la vida misma se presenta para cualquier individuo, que en su condición de individuo, actúa sobre el tablado del día a día. El sol, el día, la luna, la noche, son simples antagonistas, dos fuerzas opuestas que generan un conflicto, un dilema, para que todos aquellos espectadores, nosotros como unidades individuales, observemos como el relativo tiempo va quemando la mecha del final, el apocalipsis, el concluyente de nuestra presencia. Ese mismo que marca el reloj biológico de nosotros mismos y lo que representamos dentro de los contextos que nos rodean.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en textos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De puerta en puerta por la voluntad.

  1. estrella dijo:

    muy corto me he quedado con ganas demás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s