¿Por qué la energía nuclear?

Escrito: Anónimo

Todos estamos de acuerdo que la energía nuclear es una energía rentable y muy limpia en comparación con la obtenida en centrales de carbón o gas. Países como la India están construyendo reactores muy eficientes de 500 megavatios y se espera que en un futuro se pueda ver máquinas de cuarta generación, capaces de funcionar con mayor eficacia y a temperaturas mucho más elevadas, lo cual permitiría generar mucha más energía a partir de la carga inicial de uranio. Las intensas reacciones nucleares producidas a esas temperaturas dejarían unos residuos que, en comparación con los actuales, serían menos tóxicos y durarían menos. Los reactores avanzados tendrán quizá dispositivos más simples de seguridad y requerirán sistemas auxiliares menos complejos. Podrán enfriarse solos en caso de accidente, con escasa intervención humana. Pero no podemos olvidar que puede haber accidentes, como el de Chernobil, el grave problema del almacenamiento de los residuos, el elevado coste de fabricación de las centrales, la vida limitada de estas, el posible uso del combustible para la fabricación de armas y el peligro de un ataque terrorista.

Ante esto nos preguntamos ¿Por qué la energía nuclear?

Tenemos múltiples fuentes de energía con las que podemos reemplazar a las obtenidas a partir de carbón, petróleo y gas, y a la nuclear. Solo tenemos que desarrollarlas y estamos en camino.

Actualmente, la energía que necesaria en todo el mundo es de 16 teravatios, se calcula que en 2020 será de 20 teravatios y el sol derrama 120000 teravatios sobre las tierras emergidas del planeta.

La energía solar hay dos maneras principalmente de aprovecharla: Solar termoeléctrica y la fotovoltaica.

La solar termoeléctrica se compone de un campo de heliostatos, espejos planos orientados por ordenador, que reflejan la radiación a un receptor central común. Los heliostatos se disponen en el suelo, ocupando una gran superficie, y el receptor se encuentra en lo alto, generalmente en una torre.

Se consiguen temperaturas de trabajo de entre 550 y 1500 oC. Este calor lo transformamos en energía eléctrica mediante un ciclo de potencia, generalmente de Rankine.

Con este sistema se convierte en energía eléctrica entre un 20 y un 24% de los rayos del sol. El gran problema de esta energía es la noche pero se han encontrado solución a ese problema. En La Calahorra, Granada, existe la primera planta solar comercial con capacidad de almacenamiento de calor. Durante el día la luz calienta sal fundida. Por la noche cuando la sal se enfría, desprende el calor y produce más vapor.

El otro sistema es por medio de paneles fotovoltaicos, aunque con eficiencia de entre un 10 y 20%. Esta tecnología cuenta con la ventaja de que podemos poner placas fotovoltaicas en los tejados de casas, fabricas y almacenes. La culpa de que no sean más eficientes no es de la física, sino de la historia. Tras el primer impulso de la energía solar a mediados de los años ochenta, muchos ingenieros se pasaron al sector de la informática, que usa la misma materia prima: silicio y otros semiconductores. Desde entonces, los microprocesadores duplicaron su capacidad cada dos o tres años, mientras la energía solar languidecía. Hace poco se fabrico una célula fotovoltaica con una eficiencia del 40,8% pero su precio en la actualidad es muy elevado para producirlas masivamente. Para almacenar la energía a partir de esta se estudia la posibilidad de desviar parte de la energía del día en hacer funcionar bombas que compriman el aire en cavernas subterráneas y durante la noche liberarlo haciendo girar una turbina. Con la mirada puesta en el futuro se está trabajando con líquidos fotovoltaicos con el objetivo de que cueste lo que un litro de pintura aunque tenga una eficiencia de un 10%.

Con el desarrollo de la energía solar y la ayuda de otras energías como la eólica, que juega un papel importante en nuestro país, la energía hidráulica, la energía geotérmica, biomasa, y la energía mareomotriz, otra de las energías que en mi opinión queda mucho por desarrollar, seremos capaces de reducir las emisiones de CO2 a la atmosfera y eliminar el peligro de la nuclear.

En esta página podemos ver el papel que juega la energía eólica en España.

https://demanda.ree.es/generacion_acumulada.html

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en artículos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a ¿Por qué la energía nuclear?

  1. estrella dijo:

    Muy bien Anónimo. Un trabajo muy bien hecho.¿Qué nota te pusieron?

  2. Muy bien todo perfecto; la nuclear ya esta probada y creo que muy segura.
    Otra cosa es que a naciones, países etc. Les interesen otros tipos de energía mucho mas costosas , mas inseguras y lo mejor de todo que esa nueva energía se base en la nuclear, produciendo otro tipo de perjuicios , como impactos ambientales,señores ecolgistas, el pez que se muerde la cola, decir que me considero ecologo pero no ecologista.

  3. blanca dijo:

    aqui falto yo no? jaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s