El milagro de Belén.

Mientras en España el paro era de casi cinco millones, el señor Zapatero contradecía a Zapatero, la derecha descansaba sobre el colchón electoral, los ex presidentes consultaban al psiquiatra, los universitarios lloraban por el botellón de su futuro y el Papa se regocijaba dando mítines, un nuevo efecto crecía y calmaba el ardor de la masa. Quizás no supiese leer (no le hacía falta), quizás no supiese hablar (quedaba comprobado), quizás en el cole se quedó en la tabla del uno (para qué más), pero lo importante lo hacía, y convencía, o eso decían las audiencias. Una nueva forma de vida, quizás terrestre, puede que divina, yo que sé, había traído la armonía jactanciosa a aquellos días. Señores, señoras, televidentes y televidentas (como la de igualdad), con todos ustedes, el MILAGRO DE BELÉN.

Hacía ya varios años que a aquella clase política se la llevaba observando cierta fatiga, parecía como si aquél fuelle de la transición que enervaba corazones, se hubiese apagado. Los políticos eran cada vez menos convincentes y los medios de comunicación replicaban con las pendientes de Zapatero para septiembre (¿saldrán este año los presupuesto?). La gente se envalentonaba con casi todo, pero las repuestas en las urnas y las calles, eran casi nulas. El bipartidismo contaminaba la higiene  democrática, guiándose por indicadores de opinión que todos comentaban, y que nadie o casi nadie, conocía de donde venían. Algo extraño estaba pasando, no…, era el MILAGRO DE BELÉN.

Allá por el 2000 se dejaba ver un rostro que poco a poco se fue convirtiendo en algo más de aquellas vidas. Un rostro y una voz que poco a poco se fue degenerando, y a golpe de hacer todo aquello de lo que no se hace en periodismo, se fue instaurando a modo de totalitarismo audiovisual, para que aquellos espectador, mientras mojaban el pan en el tocino, disfrutasen de sus calamidades. Sí, señores y señoras, era el MILAGRO DE BELÉN.

Su presencia hizo de la opinión pública una patraña, mientras a ráfagas los desinformaban imponiendo la sinrazón del desazón de políticos analfabetos, entre uvas y champán, saboreaban la diarrea de un discurso de escalera y prostíbulo. Pero todo era un perfecto instrumento creado por aquellos que mandaban, una forma deforme que en la sobremesa, la merienda y la cena, cortaba las digestiones a modo de morbo. Una cuidada articulación de una desgracia campechana que se proclamaba como reina y dejaba mal gobernar a los que mandaban. Pero tranquilos, era el MILAGRO DE BELÉN.

Aquellos políticos lo supieron hacer, consiguieron apartar al pueblo de la realidad, a golpe de discursos incoherentes de la desquicia más personificada en una mujer. Todos se felicitaban, el pueblo había sido estafado, mientras en la pantalla, la mona amenizaba las tardes con discursos fútiles. Era el MILAGRO DE BELÉN, en el portal de Belén (Telecinco), Sin Virgen, sin San José, ni Mula ni Buey.  La reina del pueblo, la soberana de la farándula, la almorrana Ibérica, Belén Esteban, había evangelizado España de sinsubstancia y desasosiego. El Milagro se había cumplido.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en crítica y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El milagro de Belén.

  1. estrella dijo:

    Deja ya de crear que no haces otra cosa y además de todo debes dormir.

    Me parece una metáfora mmmuuuuuuyyyyy buena.
    Besos

  2. Noemi dijo:

    Este es muuuuy bueno tio. Le pongo Link. He pensado que podemos abrir una página de Facebook para publicitar el Blog. ES gratuito y proporciona visitas. Ya me dices. Respecto al mio…espero hacerlo esta semana, esq tengo un trabajo para el master y ahora madrugo mazo. Dame ideas, jefe. Yo quería hacer algo con visión femenina, ya que todos los articulistas sois chicos, jejeje…. Bueno Jefe a sus órdenes.

    P.d. NO te imaginas lo ilusionadisima q estoy con esto…..me esta escribiendo todo el mundo en plan, q como mola, q menudos articulos….(se refieren a los tuyos, no a los principiantes como somos los demás) jejee…. ya era hora q algo te mostrase todo lo que vales artista. Y no te acostumbres a los halagos. Queda dicho.

    • no será para tanto, lo del facefobk está planteado para hacer, he hablado con un profe y se ha quedao flipao con tanta visita, ma citado para después de navidad. ah y aquí no hay jefe, el sillón son todos los que escriben.

  3. Gustavo Martin Aguado dijo:

    Los políticos no apartan a la sociedad de la realidad, es una parte de la sociedad la que se deja comer el coco por algunos programas de televión. Belen no es ni más ni menos que un fenómeno televisivo que ha creado la audiencia de telecinco y que entretiene a tantas y tantas personas, que dicen no ver el programa, pero que todos conocen.Habría que analizar el fenómeno desde otro punto de vista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s