Brompton Rd.

Escrito: El Maestro.

La mañana se asoma fría y desapacible entre las cortinas baratas del hostal.

Fuera, el gigante espera perspicaz, dispuesto a engullir al incauto viajero.

Gélidas miradas se entrelazan por las calles, paseando en pata corta por los albores invernales, observando de soslayo, criticando internamente tu forma de vestir. Un vigilante devora un sandwich sin quitar ojo a tus pasos tras doblar la esquina.

La City se despereza… …

y entra en plena ebullición.

Ejecutivos trajeados rivalizan por recorrer las aceras y adelantar al tráfico, sustentando con sucedáneo de café sus gargantas ahogadas por la congestión mental, afanándose por evitar ese charco inoportuno que ensucie sus zapatos impolutos.

Se escucha un desafiante diafragma que se hace notar entre el rumor cotidiano, denotando al cazador cazado de una diminuta pintada….arte efímero e invisible para muchos….

Rugidos de 300cv te devuelven al anhelo de esa almohada, que comparta tus pensamientos en la quietud nocturna.

Pero saboreas el edulcorado mejunje que te calienta las manos, planteándote si no es demasiado tarde, y sin darte cuenta cruzaste de acera en el semáforo equivocado…durante el cambio de turno del puesto de vigilancia.

Despiertas y tras tu hombro, reflejado en el espejo, aparece un traje negro, esperándote junto a una corbata estrecha y unos zapatos impecables.

Tus ojos ojerosos te mentalizan para enfundarte esa discreta armadura que te aísle de la vorágine, infiltrado en el bando equivocado

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en textos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Brompton Rd.

  1. Una idea para otra magnífica descripción como ésta, el pueblo. Tú en el pueblo.
    También estaría muy bien que hicieses un recorrido por la mancha. Se te ve un hombre muy globalizado, y con miradas como ésta lo único que estamos haciendo es masacrar nuestra cultura, la que nos define. Que no lo veo mal, pero lo que has hecho es un recurso que empezaron a explotar los poetas del 27, y muy explotado por los novísimos y posteriores. Vuelve a la época de oro de las letras,lee a Quevedo.
    Piénsalo maestro, en tus letras y no en tus números está el futuro de nuestra literatura. (El tocahuevos)

  2. El realismo, muy bueno, pero juega con la sátira y el surrealismo, es un consejo. (Tontico)

  3. Noemi dijo:

    Muy bueno Jose 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s