Gran Vía San Nicasio, una odisea cognitiva.

La soledad se expele de cada rincón de la metrópolis, ruidos VACIOS se clavan en tus tímpanos, miras dentro de ti ante la llegada del

tren, mientras tus PASOS asmáticos se convierten en jadeos que perturban cada parte de tu yo más subterráneo,  SINTIENDO como tus bronquios cancerosos fallan en el momento que te introduces en la máquina; todo empieza a moverse, todo menos tú, a la vez que los rostros muestran FATIGA bajo altas cargas de energía estética que complementan al ruido de un periódico en el momento que una mujer escribe una historia en un block, línea 9 Casa de Campo (es toda una historia), pero no te mueves, solo sientes, sientes ANGUSTIA, olores cristalizados, una música LEJANA de un reproductor EN otros tímpanos es el ritmo de la noche,  lo raro es que no conoces la canción, TU CEREBRO simplemente la procesa.…Miras  a otro lado, metes la mano en el bolsillo, no te queda nada , no,

-hoy, tocará caminar-

(Aclaro, tuve suerte, encontré la cartera)

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en textos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s