Luego lo haré.

Te levantas por la mañana pasadas las doce y te dispones a desayunar, justo en la nevera sientes desidia hasta en los dedos y te dices, luego lo haré.

Vas a ver un rato la televisión y te tumbas en el sofá, no tienes el mando a mano y te dices, luego lo haré.

Tienes que ducharte porque hueles mal, pero te encuentras muy cómodo en el sillón y te dices, luego lo haré.

Es hora de ponerte a estudiar, pasado mañana tienes un examen, vas a tu cuarto, coges los apuntes y te dices, luego lo haré.

Estas completamente aburrido mirando en el techo las formas que proyectó el pintor involuntariamente con el gotelé y en ese momento recuerdas que tienes que llamar a tu prima por su cumpleaños, vas a marcar el número de teléfono y te dices, luego lo haré.

Hace semanas que no limpias la cocina y el fregadero está atascado de platos con restos de espagueti, carne en salsa, patas fritas y te dices, luego lo haré.

Te vistes, quieres dar un paseo, fumarte unos petas con tus colegas, charlar un rato, pero cuando te dispones a hacerlo miras la hora del despertador de tu mesilla que nunca pones y te dices, luego lo haré.

Tienes que cenar, no has comido nada en toda la tarde y solo tienes fritangas en el congelador, en la última analítica te salieron disparados los triglicéridos, el colesterol, las transaminasas, y la báscula ya no aguanta más tus grasas, entonces acuerdas con tu salud ir al supermercado más cercano para comprar algo dietético y te dices, luego lo haré.

Son las once, no tienes sueño,  a tu lado descansa un libro de más de mil páginas que un día empezaste y que lleva ya varias semanas aparcado, vas retomarlo y te dices, luego lo haré.

Estás sentado viendo el Astrocanal a las tres de la madrugada sin enterarte de nada, por tu garganta corre la cerveza. Decides ir a la cama y te dices, luego lo haré.

Caes sin sueño en el sillón y cuando tu subconsciente se dispone a soñar se para y te dices, luego lo haré.

Suena la alarma por la mañana, tienes la séptima entrevista de trabajo y al día siguiente un examen con el que acabas lo que se considera tu vida universitaria y te dices, luego lo haré.

Los días pasan hasta el hipotético punto que luego, se convierte en pasado, entonces te dices, fue una pena perder tanto el tiempo, voy a recuperarlo, va, luego lo haré.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en textos. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Luego lo haré.

  1. Noemi dijo:

    Jajaja….te iba a escribir, pero vá! luego lo haré…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s