Recemos al santo patrón de la bajeza

Este año no he visto casi ninguna de las películas nominadas a los Oscar, bueno, la verdad es que cada vez veo menos películas, se puede decir que lo que sé de ellas es por un buen amigo que me documenta con bastante rigor (aunque sea fan de “El padrino”). Muchas veces me pregunto ¿qué me estará pasando? No lo sé, quizás es que a día de hoy siento vergüenza de haber intentado pertenecer a un colectivo lleno de contradicciones y bajas ilusiones ahora regaladas en pixel (como me jode, pero como me…)

Claro que esos son los de Hollywood, porque el club de trovadores burgueses que tenemos en casa no sabe más que tropezarse con sus brabucones discursos cargados de pedantismo barato y ridículo. Concretamente, el presidente de la academia, el filósofo que cambió la reflexión por el invento de los Lumière, estrenaba hace poco una película sobre payasos (con nefasto guión pero necesitada), que a decir verdad fue tapada por la otra, la que no era ficción (o eso creemos creer) proyectada en la ceremonia de los Goya.  Allí, el susorredicho, plasmó una de las mejores actuaciones como payaso que he visto a lo largo de mi vida (que pinta el esperpéntico Leo Bassi) en su discurso cordial y apaciguador. ¡Vaya forma más banal de bajarse los pantalones y quedar como un auténtico idiota!

Pero bueno, lo que yo me preguntaba es el qué me estará pasando, por qué cojones veo cada vez menos películas, ¿será por la falta de creatividad  como hablaba el otro día con una buna amiga? No, creo que no, solo es que me siento abrumado, a veces apenado y otras muchas aterrado, la maquinaria capitalista está reciclando el sistema con un cine muy idealizado, que viene a inyectar en nuestros débiles subconscientes las grandezas de su sistema corrompido. Mientras,  el resto del mundo, entre ellos nuestro cine, juega ignorantemente a imitarlos camuflados bajo la fachada progre con esmoquin raído. Ahora bien, cojones, ¿y el cine independiente? Pendiente de ver, como las asignaturas que he conservado en vacío siempre para septiembre, no, ahora junio, no… no sé, lo que toque este año; porque por desgracia, este cine, el independiente pendiente de ver, cada vez se esconde más bajo una narrativa audiovisual compleja y difícil de entender en un público cansado hasta de respirar, y su posicionamiento como contestación a la maquinaria capitalista, se aleja por culpa del autoritarismo de artistas más en el arte de despistar al espectador, que hacerles el favor de reflexionar sobre la denigrante coyuntura que nos absorbe.

Recemos pues, al santo patrón de la bajeza. Río por no llorar.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en Cine, música y demás placeres. y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Recemos al santo patrón de la bajeza

  1. Noemi dijo:

    Ya sabes que no estoy de acuerdo en lo de Alex de la Iglesia, pero me ha echo ilusión lo de una buena amiga…jejeje….mañana te veo, porque tengo que contarte una cosa…que qué cosa…

  2. Pingback: Examen…. « elsillondelvago.com

  3. Pingback: Examen…… « elsillondelvago.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s