Butterfly efect

La vida pasa al calor del canuto. Enciendo la televisión, un circo mediático juega a intentar jugar con mis principios. Salto de lo analógico a lo digital y allí, con la potestad que da la red y su servir populismo barato, el escribidor lisiando el léxico vende cromos de la liga del 96.

En la cocina no queda nada. El almacén ortopédico que mantiene a una temperatura voluntaria la comida, esconde un trozo de jamón. Vuelvo al sótano y me tumbo sobre la cama. Últimamente hago muchas preguntas, siendo pocas las voces que me responden. Bueno, que me dicen la verdad. Un cigarro, otra cerveza y un poco de música pirata. Bajo la cama escondo el chute que levanta la parte privativa de todo individuo. Pronto pienso que no es hora de masturbarse.

Miro por el ventanuco pirata que mostrándome la perspectiva de los insectos, me hace recordar la servidumbre moral que manifesté como un estólido, y es ahí cuando hablando de insectos se me viene a la cabeza el butterfly efect , ¿Cómo el batir de sus minúsculas alas puede levantar una tormenta en el otro lado del planeta? Lo tengo claro, si una polla y una boca en quién sabe dónde desencadenan una suma continuada de miles de corridas en todo mundo, ¿no se va a poder convertir una pequeña variación de aire en una tempestad?

My brain, a dos metros bajo el suelo.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en textos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s