…y miraremos al suelo

Cuando lo que ahora eres se ve agredido por una verborrea furibunda de escribidores cínicos, mis impulsos me hacen deshacer tantos años de un carácter dedicado a la intromisión. El corazón llora por dentro, cuantos días aprendiendo y no escuchándote, que al final caigo en la tentación que caen las mentes más burdas. No son por mi parte estas palabras un alegato, son lágrimas que fluyen entre las teclas mezclándose con los impulsos eléctricos de mi viejo PC. Son ojos que ya están cansados de mirar al suelo, de tener que aceptar las cosas porque sí. Son dos retinas quemadas por el azufre de una sociedad que estrangula, con la misma soga que dice ayudar al que cuelga en un precipicio. Son los oídos que unas neuronas dilapidadas interpretan mal  la única razón por la que tu corazón, un día me brindó la oportunidad de que mi inconsciencia pisase sobre el calor del suelo. Un calor sinceramente, que abrasa un mundo destruido por aquellos que juegan con la verdad para parecer, lo que nunca han conseguido ser ni con la mentira.

Es todo.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en textos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s