Periodistas de taberna

Es estridente pasear por la red y toparse con algunas declaraciones bañadas de sentimentalismo barato, haciendo creer al lector que lo que lee,  son proclamas escritas con el alma. A pesar de todo, puedes caer en la tentación y pensar que esa conjunción de palabros es un acto de una persona que guarda, aunque sea en lo más profundo de su corazón, algo de solidaridad en tiempos tan insolidarios. Pero cuando relees nuevamente el texto y sintetizas otros textos firmados con el mismo nombre, te das cuenta que no deja de ser la misma voz pedante deglutida y mal asimilada.  Ahí, como lector, no puedes dejar de preguntarte ¿y esto?

Ya con el suflé digerido y el texto en proceso de expulsión (anal o bucal), miras al calendario y caes en la incongruente cuenta que elimina algún atisbo de duda. La soflama leída, no es más que un producto mal construido del mayor negocio presente en este abril y ese mayo venidero. Si bien todos tiritamos al meter la mano en nuestros bolsillos hueros, el cartel compro voto se presenta allí donde puede haber un comprador. La transacción es sencilla, yo me vendo y tú me compras. De esta forma yo gano y tú ganas (bueno).

Después de casi veinticinco tacos contemplando el juego, cualquier síntoma de catetismo sorprende. La maquinaria del negocio democrático (principal fuente de ingresos de la economía global) mide toda situación que pueda conducir a una catástrofe electoral con el consiguiente resultado que el vendedor pierda y los compradores ganemos o perdamos. Por lo que después de leer ciertos escritos, no puedo dejar de preguntarme por qué las entidades políticas dejan la red  en manos de escribidores desaprensivos que no saben más que los que no saben nada. Como buen capitalista que no soy, temo porque su negocio peligre (aunque en el fondo me alegraría).  La farandulearía política sobra, la gente es inculta pero no tonta, y los partidos políticos pierden sin pensarlo a raudales grandes transacciones de votos por la perturbación mental de fanáticos serviles que juegan a ser periodistas bajo seudónimo.

Es todo.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Periodistas de taberna

  1. Noemi dijo:

    Otro texto de 10….cual de tantos faranduleros ha despertado este alegato?

  2. Pingback: Examen…. « elsillondelvago.com

  3. Pingback: Examen…… « elsillondelvago.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s