Soñemos…

Con una sonrisa en la cara y varias lágrimas en el corazón, el chupinazo retumba en los bolsillos de las rentas más bajas, para dar la bienvenida a la mayor orgía liberar que éstas angostas y humildes tierras de estirpe literaria han conocido. Señoras y señores, recemos al Santo Patrón de la Ignominia, para que su usura, no se cebe con aquello que tanto nos ha costado erigir, y así la tez estirada, no someta como bien gusta hacer, a la arruga curtida de esta cervantina tierra. Soñemos pues, con que el molino no vuelva a soplar solitario en la Mancha a la espera de nostálgicos atormentados; soñemos también, con que no nos reduzcan a los Quijotes y Sanchos que tanto han divertido a los adalides de aquel que vivía en el Pardo;  soñemos así, para no ser conscientes, de lo que ojalá no nos espere.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en Sin categoría, textos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s