Un pensamiento acrítico, es eso

Hoy he leído un artículo bastante curioso en la Gaceta (necesito saber lo que piensas los que no piensan como yo) donde se daban a conocer las últimas ayudas concedidas por el ex presidente de Castilla la Mancha, José María Barreda. En él, bajo el pseudodiscurso homófono a toda la cultura que no lleva a su lado una cruz, se enfatizaba como las ayudas habían sido destinadas a la producción de cortometrajes a pesar de la coyuntura económica presente.

La escuela de Frankfurt planteaba allá por los años veinte que existía, y existe, una producción hegemónica de propaganda y entretenimiento utilizada como instrumento por las élites financieras para manipular, más que controlar, políticamente a los ciudadanos. Debido a esto, los ciudadanos, les resulta difícil imaginar alternativas volviéndose conformistas. Esta pereza intelectual u ocio acrítico, supone la aceptación generalizada de armonía social y la aceptación a la reglas del sistema. Véase simplificado todo en la maquinaria propagandista de las grandes producciones de Hollywood.

El cortometraje por suerte, en su mayoría, todavía propone un discurso alternativo al de los grandes medios de difusión cultural, recordando con insistencia y acritud, la inquisición perpetrada contra los considerados ya herejes del siglo XXI, los derechos sociales. Discurso que la Gaceta, siempre en su sitio, tiene como objetivo eliminar indiscutiblemente por posicionarse contrario a sus intereses partidistas.

Con esto, no quiero en ningún momento confundir términos y aclaro que desestimo que Barreda dejase un bastión de ideología socialista tras su marcha, sólo hay que ver la política perpetrada por su partido. Lo único que intento matizar es la importancia -marginal tachada por la derecha- de un discurso que pueda contestar a una sociedad feliz de ser estafada; pero también, la denigrante estampa de una derecha que instrumentaliza al pueblo con quizás los dos pilares de nuestro decadente Estado, la moral y el bolsillo.

De egoístas, está lleno el mundo. Es todo.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en crítica y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un pensamiento acrítico, es eso

  1. Noemi dijo:

    Pásame lo de la Escuela de Frankfurt anda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s