Máster en EEUU

Ya hemos conocido la nueva configuración del equipo de gobierno de Castilla-La Mancha. De Cospedal se arropará de siete consejerías y dos viceconsejerías dejando el plato fuerte de éstas ha técnicos con carné popular, tres de ellos madrileños.  Así la tal señora conformará un equipo a lo Aguirre en una tierra muy diferente a la de Aguirre (Castilla-La Mancha no es Madrid por mucho que algún desaprensivo haga malabares para intentar compararla). Pero hay una cosa que me llama bastante la atención, la cartera de Sanidad para José Ignacio Echániz. Éste Licenciado en Medicina y máster en economía de empresas  se especializó en ECONOMÍA DE LA SALUD en EEUU.

Durante los años que he vivido en Madrid he tenido la posibilidad de visitar (gracias a los múltiples achaques que sufre mi organismo y al nivel aceptable de renta que poseen mis padres) distintos hospitales. Cuando iba a los públicos mi indignación era máxima al comprobar el deterioro, colapso y descontrol de los mismos (hospitales que por cierto estaban llenos de gente con cierta por no decir completa vulnerabilidad social). Sin embargo, cuando iba a los privados (construidos con dinero público), mi visión era todo lo contrario. Eso sí, el nivel de renta apreciado no tenía nada que ver.

A primera vista, cualquier lector habrá confeccionado una conclusión clara: la sanidad pública no funciona. Pero a pesar de todo, le incito a una breve  recapacitación: ¿no creen que la sanidad pública se está destruyendo, sí, destruyendo para convertir el hospital en fábrica  de producción de salud? Los defensores del liberalismo sacarán sus voces y me dirán que lo privado es más eficiente. Yo tengo mis dudas, pero le responderé, vale, aunque no obviaré matizar que esa eficiencia sólo la pueden disfrutar una parte reducida de la población, las rentas más altas. Además, cojones, la salud no debe ser un negocio.

El nuevo Consejero de Sanidad viene de la Comunidad de Madrid con un máster en economía liberal de EEUU a una tierra que ha tenido por bandera el garantizar, dentro de sus posibilidades, servicios sociales tan importantes como la sanidad pública. Con esta tesitura,  empiezo a sentir ciertas dudas, principalmente en hacia dónde se reconducirá el tejido Sanitario de la Región con una brecha en la desigualdad cada vez más pronunciada.  Yo no creo en que su estrategia, y más en un mundo donde pesa el voto frente a la ideología, se base en un camino directo para alcanzar el modelo sanitario Aguirre, pero sí creo que pueda basarse en un camino lento (dentro de la relatividad del tiempo) hacia el modelo que aspira ésta última, el de EEUU (imagínense tener que ahorrar por si sufres un constipado, o lo que es peor, tener que morir por no poderte costear una operación de corazón. Los Simpson son un ejemplo)

En un mundo en el que la vida de las personas cada vez importa menos, políticos o gestores de esta calaña, con conceptos de la política como los que tienen, dan un poco de miedo. De todas formas seré optimista y creeré creer que lo que digo es una distopía a lo Huxley  y que el modelo Aguirre de Sanidad funciona a la perfección.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s