La alecciones

Un par de zapatillas usadas, un reloj roto, un puñado de dudas babeando al lado de tu cama. El cuadro que seduce el ojo marca la esperanza de un mes a la espera otro beso. No hay noticias de Dios, tampoco de ningún ser sobrenatural. Miles de personas aclaman en la calle.  Una papeleta descansa en una caja raída. Entre el hueco de una escalera se cuelan los silbidos de aquél que decían que era el hijo de la soledad. En un banco apretado un grupo de inmigrantes espera cumplir un sueño neófito.

Los idiotas cuelgan el símbolo de la podredumbre. Ese cigarro no deja de humear.  El camino se hace largo en un metro que atraviesa la médula constituyente de una realidad invertida. Desesperado paras y miras al ojo que vago ya no marca la esperanza angosta de ser siempre lo mismo. Olores a semen vuelven a perfumar tu habitación, centro potencial de todas las iras al ver la ignorancia de los que dicen que lo saben todo. Una falta de ortografía se convierte en un error. Miles de ideas arrojadas a la basura. En el banco apretado unas monjas rezan al san no me acuerdo a ver si pueden llenar la hucha.

La papeleta está preparada. Las zapatillas en tus pies, al reloj se le desquebrajó el cristal. Camino vivaracho a la casa de los que como que intentan tergiversar al tentado.

“Ya llegó”

“Es el momento”

“Estamos salvados”

Todos juntos.

Las respuestas mal interpretadas brincan de dial en dial de boca de las mismas bocas de siempre.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en crítica y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s