“I don´t care” (No me importa)

Puestos a hablar sobre mi generación, nuca he encontrado una frase, en este caso anglosajona, que defina taxativamente una forma de comportamiento. No nos importa nada. Nos lo han dado todo. Nos afanamos en remarcar el trabajo que no hacemos. Defendemos aquello que no entendemos. Vivimos gracias a la inercia recibida por legado de nuestros padres.  Si algo supone esfuerzo, lo abandonamos echando la culpa a los demás. No me importa, repetimos con todo.

El problema principal que observo, no solo en mí, sino en los que me rodean y aquellos que alguna vez pasan a mi lado, es que somos excesivamente narcisos. Idolatramos demasiado nuestro rostro en espejos rotos por la posmodernidad.

En “El extranjero”, la  primera novela del escritor Albert Camus, el autor construye un personaje indiferente a la realidad y que define en mayor medida a nuestra generación. El protagonista, acusado por cometer un crimen, a pesar de sentirse inocente, jamás se manifestará contra su ajustamiento ni mostrará sentimiento alguno de injusticia, arrepentimiento o lástima. Pasividad y ascetismo, aburrimiento ante la propia existencia.

Los factores que han contribuido a nuestro pasotismo son varios, y para colmo afectados por el paralaje ideológico a la hora de llevar a cabo un análisis. Yo los tengo claro, y los he intentado esbozar durante todo este tiempo en elsillondelvago.com (con sus respectivas críticas por ser tan pesimista). Pero lo innegable, es que si no empezamos a poner los pies en el suelo, a observar detenidamente la situación a la que vamos y nos están condenando, los casos de alcoholismo, drogadicción, depresión y suicido aumentaran sustancialmente. No podemos negar que los primeros síntomas de derrota ya van apareciendo, y si no hay pronta reacción, la acción será tarde en un bar de carretera, solo frente a una copa de coñac, esnifando una raya de cocaína o preguntándose simplemente por qué vivir. Es la hora de politizarse, de sacar todo lo que hemos aprendido y demostrar a los que nos quieren tirar la basura que el “I don´t care” ha sido pasajero. Es la hora de defender con todos y para todos, aquello que nos pertenece.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s