Bukowski. Nuevas publicaciones en castellano

Navegando sin timón por la red me he encontrado con que van a ser publicadas por Anagrama (esa editorial que publica libros de bolsillo con una maquetación horrible) nuevas obras de Charles Bocowski, uno de mis escritores favoritos (no por su leguaje soez). En concreto “La gente parece flores al fin” y del volumen “Ausencia del héroe. Relatos y ensayos inéditos”.

Para muchos, este autor no es más que un alcohólico, machista y con una fijación patológica por el sexo. Pero para los que creemos conocer parte de su obra, la traducida al castellano, vemos que eso es solo la primera impresión. Analizando sus relatos, novelas, poesías y ensayos es fácil percatarse de que lo que el autor intentaba transmitirnos, era una crítica destructiva hacía el control incesante del deseo por las élites financieras. Porque Bocowski, cuando hablaba sobre los abusos a menores, hacía una crítica abrupta y directa a dicho acto. Porque cuando hablaba de comerse los coños, generaba un nuevo discurso crítico solapado por el tabú hacia el sexo impuesto por la moral cristiana. Porque cuando no paraba de engendrar a personajes alcohólicos y degradantes que mezclaban versos, drogas y puñados de billetes, no dejaba de criticar el nacimiento de un elenco cultural sustentado en lo económico, sobrellevando el fracaso de hacer lo que te piden no lo que te sale, con sustancias enajenantes.

Uno se puede acercar a su obra llevado por el morbo (como nos pasa con el porno en internet, las revistas prohibidas del quiosco, el desnudo de tal actriz en una película de época, la tetas de tal presentadora en no sé qué canal…), aunque a diferencia de todos estos medios, sus poesías, ensayos y novelas están capacitadas para ponerte la picha dura al mismo tiempo que quitarte las ganas de masturbarte por el asco que puede llegar a dar la sociedad en la que vivimos. Su obra no es otra cosa mas que un analgésico amargo que combate la salidez continua a la que nos expone el capitalismo con el objetivo de convertir nuestros fluidos venéreos en beneficio. La polla de Bucowski escribió con lefa una de las mejores críticas de la sociedad de la segunda mitad del siglo XX. El culo de su puta olía a mierda como huele todo lo que hoy hacemos.

¡No puedes decir eso de Bucowski! Muchos se estarán diciendo. Sí, solo os pido que para entender lo expuesto, hay que sujetar el libro con las dos manos y dejar los genitales aparte.  Deconstruir sus textos y entender ese retrato tan macabro que todos, debido a nuestro narcisismo, intentamos solapar con gomina, palabras bonitas, y en resumidas cuentas, apariencia.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s