Tenemos que irritarnos

Cristobal Montoro, Secretario de Economía y Ha...

Tenemos que irritarnos ante el orejas. Tenemos que decirle que basta, que ya no está en campaña, que atrás quedó su tiempo en la oposición. Que no se da cuenta que la jactanciosa calaña de derechas lo ha elegido para gobernar, no para echar las culpas a los que se fueron. Que es verdad que la caverna se está quedando sin contenidos, pero él no es ni mucho menos el director de contenidos de ese suburbio de desgraciados. Que su jefe lo ha nombrado ministro de hacienda. Que el sustantivo por sí solo es lo suficiente explicativo para que entienda cual es y debe ser su función.

Tenemos que irritarnos ante el orejas y todos los que lo acompañan porque en plena campaña, asumiendo ese discurso populista, decían que lo de subir impuestos no estaba dentro del putrefacto ideario de la derecha. Que no tenían que pagar los que menos tienen ni los que más tienen, cuando siguen pagando los que menos tienen. Que las clases más altas están exentas de cualquier presión fiscal. Que en el país la palabra emprendedor tiene un único significado, solo arriesgar cuando se sabe a ciencia cierta que no se va a perder. Que nuestros empresarios siguen anclados en la cultura del yo te exploto por la gracia de Dios.

Tenemos que irritarnos ante el orejas cuando se presenta como el único idiota que da la cara contradiciendo todo lo que había prometido. Que el déficit proviene de las comunidades autónomas, que ellos gobiernan, dato suficiente para saber que lo sabían todo. Que su jefe parece a Bin Laden y surge de pascuas a ramos a esperas de que la próxima no sea en una cueva. Que con posturas como éstas la política está perdiendo todo tipo de legitimidad. Que la pajarita aletea como aquellas pajaritas corrompidas por el crudo del Prestig.

¡Tenemos que irritarnos! Sí, tenemos que irritarnos. Las ideas claras no son tan claras. Los que lo sabían todo no tienen ni puta idea. Los visionarios siguen siendo marionetas de un sistema que nos oprime. Que da lo mismo el mono que pongan pues el circo de nuestra política solo acepta a los payasos del norte. Que los leones del parlamento están siendo comidos por buitres carroñeros. Que de la chistera del mago ya solo salen tijeras.

¡Qué asco de mundo cojones! ¿Cuándo se van a enterar?

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tenemos que irritarnos

  1. vicen dijo:

    Lo mejor, es lo de
    “Que nuestros empresarios siguen anclados en la cultura del yo te exploto por la gracia de Dios.”
    O sea que somos todos unos sinverguenzas, por el simple hecho de tratar de trabajar en lo que nos gusta y sin depender de otros empresarios (sinverguenzas).
    Yo, que mi propia empresa ahora me da para ser mileurista y todo lo que gané y ahorré en años de trabajo se ha esfumado en poco tiempo y no tengo ninguna cobertura social (porque soy autónomo y toda mi vida laboral lo he sido), sigo anclado en la cultura del explotador.
    Que triste es ver por un solo ojo aunque tengamos visión por los dos.

    Fdo: Un explotador (a mucha honra)

  2. A mí me dan doscientos por seis horas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s