¿Quién sabe dónde?

La teoría del cultivo se centra en el estudio de las consecuencias colectivas a largo plazo de los medios de comunicación. En concreto, de la televisión. La televisión tiene la capacidad de construir nuestro entorno simbólico. Por ejemplo, podemos saber cómo es New York sin haber estado nunca. Conocemos el rostro y la conducta de fulanito de tal sin habernos cruzado con él una sola vez.

Igualmente fija una frontera entre dos tipos de consumidores televisivos. Los consumidores duros: aquellos que pasan largas horas frente al aparato, generando desconfianza hacia su entorno y más miedos que; los consumidores blandos: que reclaman principalmente seguridad.

Según todo esto la televisión cultiva valores, creencias, principios, emociones…

En los años noventa, germen del Reality Show como se conoce hoy, nace en la televisión pública ¿Quién sabe dónde? Programa que pronto se convirtió en la central televisada de los desaparecidos de España. Su cometido era encontrar a todos los que por diferentes razones, habían dejado su hogar sin aclarar el porqué de su marcha y el lugar donde se encontraban. Para muchos el espacio pasó a ser un referente, un escaparate donde el desaparecido o persona allegada al desaparecido, percibiese el grado de preocupación que tenía la familia, amigos o enemigos. Pero, aparte de servicio público, tenía un cometido intrínseco negativo, entretener a la sociedad española pasando el cotilleo de la escalera a la propia televisión. (“Han encontrado a fulanito de tal…” “pues dicen que no sé quién dejó su casa porque su mujer le ponía los cuernos… ” “pues a esa mujer la mató el marido y encima el muy cabrón tiene la poca vergüenza de salir en televisión diciendo que la está buscando…”)

Ahora bien, la fachada de servicio público y escaparate para el entretenimiento jugó en contra de las previsiones de la propia cadena. Toda una época quedó marcada por citado espectáculo provocando en la psique del consumidor televisivo el terror generalizado. La calle se convirtió en un espacio para la desconfianza donde los niños huíamos y nos escondíamos en cada esquina al ver pasar a desconocidos. Los padres dudaban de si sus hijos deberían salir solos a la calle. El rostro del vecino raro de al lado se tatuaba en la  conciencia del vecindario.  Se temía que los ancianos, en un arrebato de soledad, decidiesen emprender un camino que les alejase para siempre de sus hogares.

Y es que aquel programa provocó en muchos de los grandes consumidores un desplazamiento de la realidad, deslizándoles a un mundo de terror donde se temía que llegase el fatídico momento en el que sus hijos o allegados o ellos mismos desapareciesen. El pánico construyó una realidad asentada en la duda y la desconfianza hacia el extraño. Una realidad, incluso, con banda sonora. ¿Recuerdan aquella música espeluznante?

La teoría del cultivo también habla que ese cultivo se produce en tres etapas. Los consumidores de televisión observan un mundo diferente al real. Los grandes consumidores pueden desplazarse de la realidad. Las representaciones sociales no se absorben de forma selectiva, sino que el consumidor televisivo se sienta y van cayendo.

Toda esta teoría recibió diferentes críticas, pero aportó fundamentalmente datos y estudios que sirven para ilustrar los peligros de ciertos programas. Demostró como este tipo de máscara de servicio público, no tiene nada más que un interés comercial que convierte a toda una sociedad en cotilla por excelencia, desplazando o confundiendo su propia realidad.  España, vivió aterrada, y yo, fui víctima de ese miedo.

Por desgracia hoy podemos encontrar programas de esta calaña en diferentes cadenas. Un claro ejemplo es Hermano Mayor. Todavía no sabemos cuáles serán los efectos a largo plazo , pero gracias a los precedentes, son más que obvios. La televisión pues, se tiene que plantear si estas formas televisivas son acertadas o por el contrario no son nada mas que un foco que deteriora la salud mental ciudadana.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en opinión y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s