El salto de Felix Baumgaher y la clase política

Cuando el austriaco Felix Baumgaher abrió la cápsula que le había transportado hasta  40 kilómetros de la tierra, se encontró con una temperatura de 20 grados bajo cero. Su única protección era una escafandra similar a la que usan los astronautas en los paseos espaciales o los pilotos de aviones de gran altitud.

En la caída, aceleró continuamente hasta alcanzar los casi 1350 KM/h después de caer los primeros 10.000 metros en unos 40 segundos.  A esa altura la velocidad del sonido (1.24 Mach) provoca esfuerzos mecánicos que pueden llegar a dañar la estructura de un avión. Baumgartner tuvo que sentir por momentos ese esfuerzo en su cuerpo.

Uno de los peligros a los que se enfrenta un paracaidista en caída libre, es a la aparición de giros descontrolados. Un saltador puede verse atrapado en una rotación horizontal a más de 200 giros por segundo. La sangre tiende a acumularse en las extremidades o en la cabeza y su efectos son numerosos; uno, hemorragias cerebrales. Durante unos segundos Baumgartner cayó sin control hasta que consiguió estabilizarse.

A 40 Km de altura la resistencia del aire es débil, por lo que las técnicas tradicionales de paracaidismo tienen poco efecto. Para reducir el peligro, Baumgartner llevaba un pequeño paracaídas estabilizador al que se unía  un hándicap, la apertura era manual para así no comprometer el objetivo de superar la velocidad del sonido.

Más de la mitad de la caída fue en condiciones próximas al vacío. Cualquier fallo de presurización de la escafandra podría haber tenido consecuencia como: los fluidos (saliva, lágrimas, humedad de los bronquios…) pueden entrar en ebullición, provocando embolias de consecuencia fatales.

Hasta donde sabemos, nunca antes un ser humano había conseguido algo parecido. Es así por lo que presuponemos que Felix Baumgartner es el primer hombre en atravesar la velocidad del sonido en caída libre. Y decimos presuponemos porque la subjetividad del hombre va mucho más allá. Un noventa por ciento de una encuesta aleatoria en un lugar remoto, ha repetido la hazaña del austriaco lanzando a toda la clase política al vacío. O lo que es lo mismo, ha dejado claro que a día de hoy, por mucho que algunos bien pagados intenten ocultar lo contrario, la sociedad detesta a la casta política.

Esta realidad, nada del otro mundo para el ciudadano común, sirve para destapar otro problema de vital importancia. Problema, por cierto, más urgente y de peor caldo que todos lo que circulan por los medios de comunicación generalistas. La sociedad no sabe lo que hace con su voto. Y es que a bote pronto se puede afirmar que un setenta por ciento de los individuos que habrían lanzado a los políticos al vacío, meses antes les apoyaron mediante el voto.

Ese sesenta por ciento ratifica la cadencia democrática de una sociedad que vive embebida por diferentes razones. Algunas como: el miedo, el chantaje, la dejadez, el individualismo. Ahora bien, agarrados a los porcentajes y contando con los dedos, podemos decir que un ochenta por ciento de los encuestados son capaces de echarse la culpa de aquello que no son culpables, véase “hemos vivido por encima de nuestra posibilidades”, sin ser capaces de reconocer tras una simple explicación que de lo único que son culpables es de lo que ahora tirarían desde 40 kilómetros, la casta política.

Posiblemente a lo largo de las próximas semanas las imágenes, los vídeos y los textos sobre Baumgartner circulen por las principales portadas. Como posiblemente esta humilde reflexión se quede en los anales de la basura digital. Pero nunca antes, un salto desde tal altura, había desvelado algo de tanta importancia y a lo que se había dado tan poco bombo.

Anuncios

Acerca de elsillóndelvago

el sillon del vago
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s