Trolls

Lo digo como quieran, pero eso sí, lo digo. No soporto los radicalismos políticos sean del color político que sean. Tampoco soporto a aquellos que tienen la deleznable desfachatez de encasillar políticamente a individuos o a grupos sociales. Menos aún a los que, hipócritas, dicen ser sin profesar ningunos de sus ideales. Claro, que también están los del yo haría y llevan toda la vida sin hacer nada. O los que hieren los sueños de los demás utilizando la palabra utopía. La verdad es que esos me revuelven las tripas. En resumen, lo que me pasa, es que me crea sopor el autoritarismo.

Los seres humanos somos hedonistas, hipócritas, sacamos la mierda de los demás sin mirarnos las telarañas de la ropa interior. Enfilamos el dedo, y sentenciamos las conductas sin replantear qué es lo que verdaderamente somos. Alguien se ha hecho esta pregunta. Juzgamos y sojuzgamos sin cuidar si nuestras acusaciones se pueden volver en nuestra contra. En general, la palabra que mejor nos describe es la de idiotas.

Detrás de cada radical, autoritario, delincuente o como lo quieran llamar, esté posicionado en el lado político que sea, no hay nada más que un acomplejado por naturaleza. Un hombre, que ante su inutilidad, ha tenido que aferrase a ideales que le sean útiles para tapar la verdadera desgracia que lo corrompe. Esa clase de personas es digamos el virus que acaba con toda ideología. Una forma de ser que responde a un patrón fundamentado en masacrar, verbal o físicamente, a todo aquél que no piensa como él o que discrepa en puntos que considera fundamentales. Una calamidad social que excluye y manipula o se deja manipular a consecuencia de la exclusión social.

El mundo del ciberespacio nos está mostrando a esta sabandija. Muchos de los escribidores de la red tienen que cerrar su constructivo y necesario espacio de comentarios, solo porque tan deleznable casta de ineptos no deja de masacrarlo verbalmente todos los días y en todas las opiniones. Pero esto no queda aquí, se conocen casos en los que el escribidor decide terminar con su propio espacio por sentirse día tras día ultrajado de su honor.

No hay derecho cojones. ¿Cuándo nos podremos despertar tranquilos de ser un poco más de lo que en teoría nos diferencia de los animales? En serio, respeten, que se consiguen muchas más cosas con educación y argumentando lo que pensamos, que destrozando por la fuerza a todo aquel que piensa diferente.

Anuncios
Publicado en crítica | Etiquetado , , | Deja un comentario

Meter el dedo en los enchufes da calambre

Hay algo que hoy podemos tener claro. Ya no es hablar por hablar, o traernos a nuestro terreno un asunto y analizarlo condicionados. La desazón que me lleva a escribir esto no es otra que, tras haber sido testigo de una campaña política consolidada en la bajeza ética con mensajes pérfidos e insultantes, es de obligación por mi parte dar a conocer ciertos datos. En el mismo momento en el que se desmantelan las empresas públicas utilizando como pretexto la afirmación de que son un nido de enchufismo y carecen de rentabilidad, conocemos que todas las empresas que algún día estuvieron en manos del pueblo y por las que hacía falta pasar el proceso de selección más riguroso y equitativo, una oposición, o que trabajan para el Estado, están poblándose, en detrimento social, de familiares o conocidos del partido que criticó esta forma de hacer política en campaña.

Si fuésemos un país avanzado, alguien tendría que llevar a los tribunales una práctica que se ha normalizado a la hora de ejecutar las campañas: mentir y olvidar toda la consecución de falsedades. Analicen si no cualquier programa electoral. O más fácil, métanse en Youtube y vean vídeos de mítines de los parásitos estos. ¿Encuentran alguna similitud a la hora de descodificar el mensaje de lo dicho a lo que se está haciendo una vez apoltronados en el gobierno? Yo, la vedar es que no.

Ahora vamos a repasar algunos casos llamativos, y muchos de ellos cercanos a un pintamonas al que se le llena la boca de ponerse como ejemplo de político a seguir. No os diré de quien hablo, pues su nombre, es bien conocido en estas páginas (es la que dice que representa a el partido de los trabajadores, que TVE está manipulada, que no recorta, que el esfuerzo de hoy evitará las lágrimas del mañana… y muchas más gilipolleces). Cuanta irritabilidad en tan pocas letras al escribir su nombre. Qué forma tienen mis dedos de preguntarme ¿qué haces mentecato? Bueno, a lo que iba.

  • José Folgado. Es el nuevo presidente de Red Eléctrica Española, empresa con mayoría de capital público, por nombramiento directo del Gobierno.
  • Josep Piqué. Acaba de ser designado representante del Estado en el Consejo de Administración de EADS, la sociedad europea que fabrica el Airbus, también por decisión del Ejecutivo.
  • Elena Pisonero. Consejera y futura presidenta de Hispasat. También formó parte del equipo de Rodrigo Rato en la etapa de José María Aznar en el Gobierno.
  • Ricardo de Cospedal. Ha sido nombrado director de la Fundación Carolina, una entidad mixta público-privada, en sustitución de Rosa Conde. Es hermano de la número dos del Partido Popular y presidenta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal.
  • José Ramón Bujanda Sáenz. Es cuñado del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete. Ha sido nombrado presidente de la Sociedad Estatal de Caución Agraria (Saeca), que depende de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y del Ministerio de Agricultura.
  • Ignacio López del Hierro Bravo. Renunció el jueves, tras ser nombrado consejero de Red Eléctrica Española. Es el marido de Dolores de Cospedal.
  • Alberto Nadal. También renunció el jueves a ser consejero de Red Eléctrica Española. Es el hermano gemelo de Álvaro Nadal, director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno.

Ah, por cierto, ha esto se le llama hacer las cosas como Dios (hoy te pongo con mayúscula porque ante estos cualquier persona es grande) manda.

Publicado en crítica | Etiquetado , , | Deja un comentario

Hellas Hell

Cuando me toca hablar de algo parece que las palabras se esconden. No sé bien si es por la simple timidez que atavía mi naturaleza, o por falta de sagacidad a la hora de afinar el dedo y pulsar consecuentemente el teclado.

No es lo mismo recorrer dos metros a pie que recorrerlos con la mirada. Y dos metros es la distancia que hay de mis ojos a unos ojos que te gritan “soy una cosmos de historias”. Unos ojos, seguramente mutilados por las lentillas, que convierten a tu ser más reflexivo en una representación ensimismada, encadenándote a su contemplación como le pasó a Basil Hallwardle con el rostro de Dorian Gray en aquél libro Oscard Wild.

Pero no me gustaría centrarme en unos ojos. No, eso aquí no es mi cometido. Es verdad que ese par es fundamental. Ahora bien, hay que sumar neuronas, impulsos nerviosos, carne, vísceras… para que sean un cuerpo capaz de convertir en arte cinematográfico lo que yo convierto en consecuciones torpes y desaliñadas. Decía Arnheim que el artista audiovisual tiene que jugar con el plano, la luz, la profundidad de campo, el tiempo narrativo para crear su obra. Y ella lo hace, porque ese cuerpo y esos ojos son ella. Una artista audiovisual a la que, como un buen canalla y becario de segunda, la hago la pelota cuando comparto impresiones en el curro. Pero hoy no estoy en el curro. Me encuentro en el sillón, tirado. Escuchando como agoniza mi ordenador. Contando mi impresión tras ver su reportaje documental que cojonudo, no os miento, me ha hecho encenderme un cigarro y tomar unos apuntes sobre un folio arrugado que sobrevivía al caos de mi mochila. Porque lo que he visto es bueno. Demuestra madurez, ganas de hacer las cosas con delicadeza. Es un ejemplo de arte liberador, y no de toda esa basura que nos comemos a diario, transferida por cultura de masas. Es verdad que la música me falla, pero no se puede ser perfecto ante el recelo de un joven inútil.

De lo que os hablo es de “Hellas Hell”, reportaje documental presentado el pasado viernes y credo por Romina Peñate y otros tipos.  Trata sobre los olvidados en Grecia. Un país que ahora agoniza por la avaricia de unos pocos, y que entonces hacía agonizar a todos esos rostros que se muestran en la pieza, por la avaricia de los que ahora agonizan. Tema que toma notoriedad, ya no por la situación de crisis que nos están haciendo atravesar, sino por reflejar hasta dónde puede llegar la podredumbre del ser humano. Porque resulta necesario pensar (siendo un poquito egoístas), que los que entonces sufrían y que vemos desde la pantalla del ordenadores acomodados en nuestra casa, podemos ser nosotros algún día. La distancia, os repito,  no es la misma a pie que recorrida con la mirada, y parece que no hay tantos pasos.

Publicado en Cultura | Etiquetado , | Deja un comentario

Porque es tuyo…

Tienes que ponerte a escribir. Tus neuronas te reclaman que no dejes de golpear el teclado. La hora no es muy apropiada, y más si al día siguiente no tienes más huevos que levantarte. ¿Quién es el cabrón que dice que el trabajo gratifica? Mentira, mentira. Ahora nos quejamos porque no lo encontramos. Pero seguramente, basta ya de hipocresía, cuando lo tengamos estaremos deseando pasar la mañana en la cama. Joder, si no fuese por la pasta que es lo que te permite sobrevivir, ¿cuántos trabajarían? Nadie cojones.

El último cigarro de un paquete me dice que ya va siendo hora. Las ideas pasan, las palabras corren. El reloj, dichoso reloj, tortura mi conciencia. Pero tienes que escribir porque mañana por la mañana mientras vas aspirando el humo torturador, soportando los alientos pútridos del metro, sacando y metiendo el abono, embutiéndote en conversaciones que no te llaman, leyendo un libro en inglés y otro en español, retorciéndote los tímpanos con el chirriar de los vagones al frenar, calculando cada bocanada de aire para no perder la cabeza, subiendo y bajando escalones… no podrás escribir. ¿O sí? ¿Te los has planteado?

No, otro cigarro. Si me viese mi madre, o mi padre, que hoy hacía una reflexión bastante graciosa: dándote dinero para matarte. ¿Pero es que no se ha dado cuenta que lleva veintiséis años dándome dinero para matarme? Soy un tipo con predicción a todo lo que dicen los doctores que es malo. Me gusta estar en la ilegalidad. Soy feliz en la ilegalidad, o la legalidad insalubre. Lo malo de esto es que luego me duele todo. Sí, que si médicos, que si radiografías, que si prueba de no sé qué, que si soy un hipocondriaco… tranquilos, vivir también es morir día a día.

Os dejo con una canción que no paro de escuchar. La tenía olvidada, pero últimamente, entre el frenesí social y este cerebro furibundo, me está sirviendo de analgésico ante los dolores constantes de no saber muy bien cuál es mi futuro, mi presente y tu pasado. Porque es tuyo.

Publicado en textos | Etiquetado , , | Deja un comentario

Cuentas, claves y su puta madre

La cuenta del Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

La cuenta del Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

El nombre de usuario de la cuenta de Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

La contraseña  de la cuenta de Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

Los mensajes de la cuenta del Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

Los mensajes de la otra cuenta de Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

Los ilusorios amigos de la cuenta de Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de Hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

Los ilusorios amigos de la otra cuenta de Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

Las solicitudes de amistad de la cuenta de Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la del Hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

Las solicitudes de amistad de la otra cuenta de Facebook, la de Tuenti, la de Flick, la de Delicious, la de hotmail, la de gmail, la de youtube, la de wordpress.com, la de wordpress.com, la de megaupload, la de wikispace, la de Scribd, la de netvibes, la de Vimeo, la de Linkedln, la de Skype, la de Digg, la de Tumblr…

…hay que joderse.

Publicado en crítica | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

¿Cuál o cuáles son las causas de la crisis económica vigente?

No sé si con esto me estaré colando de listo. Quizás sí. Pero al parecer todo tan simple, como que uno, un poco puesto en lo de la economía, le da cierta rabia no escribir sus lucubraciones solo por no hallarse apoyadas científicamente. Así pues lo escrito, no es más que el producto de años de reflexión y digestión de una crisis que está provocando más de una diarrea.

Que el mundo está en crisis eso lo sabemos todos.  Ahora bien, su origen no queda muy claro. El otro día concretamente, mientras realizaba una encuesta con micrófono por la calle sobre el tema, incluí en el guión (por cierto, vacio, maniqueo y reiterativo) la pregunta: “¿Cuál o cuáles son la causa o causas de la crisis económica vigente?” Las contestaciones del los encuestados fueron varias, pero todas se cristalizaban en una: “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”. Yo, incapaz de creérmelo, volvía a preguntar si esas no eran las posibilidades que nos ofrecían. Entonces el silencio se diluía por la almohadilla del micrófono.  Alguno, un poco más audaz, reformulaba nuevamente la pregunta. En resumen, no había una opinión consensuada y cuanto menos clara de la pregunta sin duda perspicaz y con trampa que platee.

Es claro que China y los países emergentes producen con mano de obra barata (más que barata precaria).  Esto les permite poner productos en el mercado a precios muy por debajo de los europeos. Ante citada coyuntura la palabra flexibilidad juega en contra de Europa. Aquí existen derechos (o eso creemos), sueldos más o menos dignos, el trabajador tiene un horario estipulado…

Llegando a este punto seguramente el lector se habrá hecho la pregunta: ¿cómo se puede entonces ajustar el modelo de producción Europeo para que sea competitivo? O mejor ¿cómo se puede poner fin a todos los derechos sociales que dificultan la competitividad?

Las vías son escasas pero existen. Una, y quizás la más práctica para los grupos de poder,  es  crear una crisis económica para inyectar dosis de miedo que noqueen las conciencias y los bolsillos de los ciudadanos. De esta forma, y ante el estado de shock,  los gobiernos a su vez ya no gobernados sino manipulados por los grupos de poder, pongan en funcionamiento  la maquinaria de reformas (o abusos de poder) que ajuste el sistema productivo a las necesidades que exigen la competencia internacional. O lo que es lo mismo, utilizar palabras como modernizar, flexibilizar, austeridad para asustar a la gente, aprovecharse de sus miedos, adaptar las condiciones laboral al modelo de producción chino y así poder competir.

Esta vía, arropada de multitud de matices, es desde mi punto de vista la que se ha puesto en funcionamiento. Una vía sin duda que puede tachar a estas páginas de sufrir problemas conspiratorios (rasgo muy característico en el posmodernismo). Pero como las tesis consensuadas internacionalmente resultan tan ambiguas, ineficaces y cadentes muchas veces de rigor, lo hablado cada día parece más consecuente.

Publicado en opinión | Etiquetado , , | Deja un comentario

Burocracia

El otro día me retiraron el abono transporte por causas que no vienen a cuento. Esta mañana me ha tocado ir a por él al Consorcio de Transportes. Lo necesitaba, mañana es día uno (cuidado con los despistados, el mes, el desorganizado y romántico febrero, tiene un día más. Un punto de personalidad en la frialdad del calendario).

La cosa es que cuando he llegado después de recorrerme todo el subsuelo, me han pedido el DNI. Después me han mandado que coja el ticket correspondiente a la  letra E, y he Entrado. Tenía veinte personas por delante.  Cuando han pasado todas, en el oportuno departamento, me han pedido que coja la letra S y me he Sentado. Una vez terminado me han pedido que coja la letra Q, de ¿Qué te pasa? Después, tras  agotar el consiguiente tiempo de espera y llegar al respectivo departamento y no saber responderme, me han pedido que coja la letra ES, y he ESperado. La cola allí era enorme, tanta, que he empleado mi tiempo en moldear un moco de forma original con el dedo pulgar e índice.

Cuando me ha tocado, me han dicho que tenía un problema; no sabían si tenía que coger el ticket con la letra P, de Problemas, o el de la letra J, de te Jodes. En ese momento ha venido el responsable que correspondía a la letra T, de Tranquilo, y me ha mandado al de letra PA, de vuelve a PAgar. Me he enfadado y he pedido adeudos, por eso he preguntado por un superior, y el de la letra T,  le ha dicho al de la letra J que avisara al de  la letra P, que me pondría en contacto con el de la letra SU, el SUpervisor, mano derecha de el de la letra JE, el JEfe.

Al final el de la treta T no ha sabido explicar el problema al de la letra J, y éste, le ha dado la información mal al de la letra SU, por lo que el de la letra J me ha acabado mandando al de la letra M (me ahorro su función).

En la calle he encendido un cigarrillo. Un hombre me ha pedido fuego preguntándome tras la primera calada: ¿Irá rápido?

Puede- le he respondido-  siempre que empieces por la letra E y no acabes por la letra M.

Publicado en crítica | Etiquetado , , | Deja un comentario

Diario Público.

Hace unos años empecé a escribir una curiosa distopía que hablaba algo así como que la 3º Guerra Mundial se iba a pugnar en internet. El hombre había perdido todas las relaciones interpersonales en el mundo material pasándolas al mundo virtual. En el ciberespacio existía una sociedad donde todo era absurdo, sin ningún tipo de tapaduras de carácter privado y los individuos eran controlados gracias a técnicas de persuasión avanzadas. Un ataque de confusión y un apagón a nivel global generaba un  estado de pánico colectivo con resultados catastróficos para la humanidad, la 3º Guerra Mundial (pensé exterminar a la raza humana). Nunca lo acabé, como todo en esta vida (que buena es la frase de Extremoduro: lo tengo todo a medio hacer, me preguntaba si tal ve, mañana). Anoche, mientras leía que Wikileaks vuelve a la carga, me dieron ganas de retomar la historia.

Que el mundo cambia a pasos agigantados gracias a internet es algo de lo que todos somos ya conscientes. Los apasionados, como es mi caso, de la comunicación 2.0, día tras día flipamos al comprobar cómo esta herramienta tira por los suelos cualquier tipo de predicción que los aventajados teóricos argumentan en sus diferentes publicaciones. Cómo, las posturas de los grupos de poder, empiezan a tambalear por la pérdida del poder de los medios de comunicación de masas como legitimadores de los primeros. Internet, a pesar de estar muy sujeto a las agendas temáticas (Facebook o twitter no deja de ser en muchos casos lo que dicen los medios de comunicación de masas)  va creando nuevos espacios que empiezan a contar otros temas no considerados como noticiables por los medios de comunicación (bien porque no los creen atractivos, bien porque no consolidan la estructura social). El hombre hemos roto barreras, las utopías empiezan a cumplirse. Todos queremos montarnos en el carro para demostrar aquello que hemos aprendido en nuestros centros de formación. Todos soñamos con encontrar una salida en este cosmos de unos y ceros a los problemas que no conseguimos solucionar en la vida real. Internet ya es tan importante para nosotros como la ropa, el teléfono, el coche… incluso me atrevería a decir que quizás más.

El otro día el diario Público cerraba su edición impresa dejando tan solo la digital. Fue un mal momento para los que creemos en un periodismo crítico alternativo y que da cabida a temas marginados en la agenda temática. Pero hoy, y volviendo al principio, la noticia de que Wikileaks utilice la cabecera para publicar, ha cambiado mi estado de ánimo. Se puede decir que con esto nace el primer medio para internet y solo para internet. Medio al que le deseo todo lo mejor esperando que su actitud periodística, evite una guerra como la que planteaba en la distopía que nunca llegué a terminar.

Publicado en Cine | Etiquetado , , | Deja un comentario

Fotoperiodismo

Francisco Camps y Rita Barberá. JUAN NAVARRO

Cuando uno se dispone a echar una ojeada por la prensa, se suele enfrascar en un acto resumido en leer titular tras titular sin pararse en el contenido de los artículos. Muchas veces es  claro que no merece la pena, bien por la inutilidad de los escribidores o bien porque lo leído es suficiente para conocer la consecución de memeces y falsedades que vendrán después.

Yo soy de los que en la prensa digital leen el titular y se pasan directamente a los comentarios. Y la razón es muy clara, si leo tonterías, por lo menos que hagan gracia.  Otra de las cosas que me gusta hacer, y que la gran mayoría de seguidores de prensa no hacen, es leer la fotografía. Aunque no soy de los que piensan que una imagen vale más que mil palabras, sí que es  verdad que para la vaciedad de muchos artículos éstas cumplen un papel fundamental. Por eso mismo elsillondevago.com siempre ha considerado conveniente hacer un análisis textual de allá para cuando, con el objetivo de que al menos, quien lee esto, empiece a entender todo lo que hay detrás de citadas adiciones de luz y tiempo, ahora, de unos y ceros.

La presente foto no es, como he dicho en artículos anteriores, una de las grandes fotos del fotoperiodismo español. Tampoco la podemos considerar una foto agradable para la vista. Es más, si nos intoxicamos demasiado con su contemplación, puede ser motivo de una más que posible diarrea ética crónica que conduciría, sin solución, a una deshidratación de principios aguda. Pero a pesar de todo tiene algo que a simple vista te hace reflexionar y replantearte muchas cosas de la precariedad democrática que atravesamos.

La risa de estos dos individuos es la causa de que hoy, miles y miles de jóvenes, estemos un poco hartos de todo. Esa doble carcajada, que en boca de un cualquiera podría desencadenar un momento de placer y felicidad, revuelve las tripas. Ver como este par de sujetos (con un predicado corrupto) sin perjuicios se parte la polla en nuestras narices, demuestra una vez más cómo en este país algo falló, falla y esperemos que no siga fallando.

Ayer pensaba fríamente cual es y por dónde tiene que pasar el futuro de España. En ese espacio de divagación quise consensuar una respuesta clara que respondiese a tal pregunta. Debido al sueño, el resultado fue infructuoso, por lo que me senté en el ordenador a desinformarme e informarme según el medio por el que transitaba. Y así me encontré con la fotografía que os cuelgo. Visión dolorosa que a uno le dan ganas de apartarla hacia otro lado y seguir perdiendo el tiempo (para que el tiempo no te diga que su objetivo es perder a personas como tú)

Tuve la mala suerte de toparme con estos dos genios del mangoneo, que sin escrúpulos, se rieron de mí. Pero poco después, tras ser ultrajado de mi honorabilidad, salté a otra columna y me encontré con esta otra foto.

Y salté a otra columna y me encontré con otra foto, que no cuelgo porque no me apetece subir, que no decía más que lo mismo pero con otros personajes. Y salté a otra columna para continuar lo hablado. Y salté otra columna y ala, otra vez… Y así durante toda la tarde y en todos los medios. Por desgracia, sabía, que lo dicho seguiría siendo mientras que en este ajado  país de países y ciudadanos apátridas como yo, no tenga las pelotas de decir a voces: estamos hasta los huevos.

Serán canallas los que todavía se creen estas pamplinas y las defienden. O los que defienden pamplinas en las que no creen simplemente porque son de los que piensan que hay que creer en algo. O los que miran por su interés si respetar la dignidad del resto. Serán canallas.

Os cuelgo otros poquitos…

Publicado en opinión | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Pautas para reconocer a un facha, facha, facha…

Decir que el PP es el partido de los trabajadores.

Considerarse de centro y moderado.

Sentirse dueño y señor de España.

Odiar a los catalanes.

Negarse a todo lo que sale de la boca de uno de izquierdas.

Odiar a los inmigrantes y luego contratarlos como empleados.

Criticar la ayuda pública y llenarse los bolsillos con ella.

Decir que el franquismo salvó a España de la ruina.

Recordar el franquismo como una época de mucha seguridad.

Decir que franco no fue un dictador.

Defender a fraga como demócrata.

Evitar a toda costa que las fosas comunes de Republicanos sean exhumadas.

Ir los domingos a misa y luego pasarse por el forro de los mismos su moral.

Atacar a los homosexuales llamándolos enfermos.

Criticar el matrimonio homosexual.

Decir que no hay que gastar, con el único fin de evadir cualquier tipo de impuesto.

No pedir impuestos a las rentas más altas alegando que si no, no fluye el crédito.

Defender la sanidad y la educación privada.

Tachar al funcionario de flojo.

Atacar a los sindicatos considerándolos  innecesarios.

Valorar positivamente las actuaciones policiales  agresivas ante los manifestantes.

Tildar de radical a todo aquél que no tenga sus ideas.

Defender la justicia solo cuando beneficia a sus intereses. Abogar por un endurecimiento de las penas repensándose la pena de muerte.

Llamar al individuo capital humano.

Pasarse los días con otro hombre fanfarroneando de lo que no tiene.

Idolatrarse en todo sin reconocer sus propios errores.

Utilizar un discurso autoritario y soberbio.

Sentirse superior al resto.

Decir que los negros son una raza inferior.

Publicado en crítica | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario